Sabueso Español

El Sabueso Español es uno de los perros de caza más antiguos de la Península Ibérica. El ejercicio cinegético acompañado por estos canes debió de practicarse por todo nuestro territorio unido a las masa boscosas que cubrían nuestros suelos.

Reconstruir el origen de una raza tan antigua se basa en la investigación de códices monumentos, relieves, pórticos, etc… . Sabemos que entre los siglos III al X en la Península se utilizaron sabuesos, aunque las referencias son pocas porque son pocos los datos que quedaron de nuestros antecesores durante esos siglos. Los reyes Asturianos: Ramiro, Ordoño y Alfonso practicaron ampliamente este deporte.

El primer escrito que hace clara referencia a lo que conocemos como Sabueso Español, aparece en siglo XVI siendo la obra cumbre de la literatura cinegética de la Edad Media: El libro de la Montería del rey Alfonso XI (1342-1350).En el capítulo XL, Alfonso XI nos habla de:

cuales fechuras deben ser los sabuesos et las sabuesa: et cuales son los más lindos colores

haciendo una descripción de los que fueran los antepasados de nuestros sabuesos. Nos los describe:

La cabeza cuadrada, et non agudo el rostro,et que haya la nariz un poco arriba….; et haya las orejas colgadas, et non muy grande, et bien apegadas a la cabeza; et los ojos tristes et que caten adelante, et el cuello non muy corto, nin muy luengo; et que haya los pechos abiertos; et que haya los brazos enfiestos, et non luengos nin delgados….; et de cuerpo que non sea muy grande, nin muy pequeño… Las más finas colores que Nos fallamos en los sabuesos son estas; blancos, et amariellos, et rubios claros, et rubios oscuros….; pero que non hayan sobre ojos…

Existen rasgos en dicha descripción que indudablemente no se reflejan en los perros actuales, cabeza cuadrada, cara poco aguda, nariz hacía arriba y orejas poco grandes. En cambio otras características son exactas a las que presentaban nuestros perros de hoy en día. -Posteriormente, y a medida que aumentan los escritos sobre la caza, van apareciendo más reseñas de sabuesos en nuestra literatura. Es descrito por Argote de Molina en 1582 y más tarde por Martínez de Espinar en su libro ARTE DE BALLESTERIA Y MONTERIA (1644). Cabe destacar de este último la exactitud con que plasma los métodos de adiestramiento, en total vigencia hoy en día y de las que se pueden aprender cosas interesantes.

Podemos añadir también que hubo prestigiosos autores extranjeros que describieron nuestro sabueso. Así Gastón Phobeus, Conde de Foix, lo describió en sus escritos de caza, conociéndolo en los viajes que realizo a España.

Pero ¿de dónde procede el Sabueso Ibérico? Todos los investigadores en este tema, centran el origen de los perros de rastro de la Cultura Helénica. Posteriormente pasaron a ser utilizados por los romanos, como otros rasgos y costumbres griegas, y difundidos por todo el continente europeo, junto con su Imperio. En este sentido, la primera descripción que tenemos constancia la hace Jenofonte, 350 años antes de Jesucristo. En su escrito ARTE DE CAZA el ilustre militar y filósofo nos describe al perro rastreador y los métodos y técnicas de caza en las que se utilizaban.

En el siglo II, y ya en la cultura latina, Arriano también describe los perros de rastro en su TRATADO DE CAZA y hace referencia a que en la Galia ya se cazaba con estos perros. Aunque posiblemente el perro de rastro estuvo unido a distintos pueblos.